AUDITORÍA DE EMBOTELLADO

El embotellado es una etapa determinante para el futuro de un vino. La evolución cualitativa y homogénea de un vino en botella depende, en efecto, de la capacidad de controlar esta etapa, y en particular de limitar en lo posible los aportes de oxígeno. Aportar cantidades importantes de oxígeno al vino en esta fase puede de hecho inducir la oxidación prematura del vino en botella. Además, un aporte irregular de oxígeno durante el embotellado puede provocar variaciones importantes en la calidad del vino de una botella a otra. Los cientos de auditorías que hemos realizado a lo largo de los últimos años, en equipamientos de tipos y dimensiones variadas, ha puesto de relieve la dificultad que tienen las bodegas y empresas de embotellado para controlar correctamente esta etapa. Múltiples factores pueden influir de forma nada despreciable en la calidad y el rendimiento del embotellado. Hay que estar en condiciones de identificarlos y corregirlos. Nuestra experiencia en la materia nos ha llevado a desarrollar un servicio de Auditoría de embotellado para ayudar a las bodegas y empresas a mejorar su práctica. Las distintas prestaciones propuestas pueden adaptarse y personalizarse en función de las necesidades específicas de cada bodega y a petición de los clientes.