NomaSense Color P100

El color es un parámetro decisivo en la calidad del vino, y directamente perceptible por el catador o el consumidor. Los métodos empleados por el sector vitivinícola para controlarlo, están basados esencialmente en los parámetros de absorbancias a 420, 520 et 620 nm, lo que no permite definir el color de manera real. Sin embargo, el modelo de representación del color CIELab, permite calificarlo de forma precisa, tal y como lo percibe el ojo humano, gracias a sus coordenadas cartesianas L*a*b* y coordenadas polares L*C*h*.

El analizador NomaSense Color P100 es un colorímetro portátil que mide el color con éste sistema de referencia basado en la reflectancia. Este analizador tiene múltiples aplicaciones como, por ejemplo, la definición de un color “ final” al que llegar o uno de «orientación» durante la vinificación gracias a los controles en tiempo real, efectuados en la bodega.